CLASES DE PASTA CASERA… EN PAREJA (HUDSON TABLE)

Hace SIIIIIIGLOS, que quería tomar alguna clase de cocina en pareja, lo encuentro genial la verdad y ya habíamos pensado en hacerlo en Santiago, pero nunca lo concretamos y como ahora tengo más tiempo y me sobra la energía, no lo pensé dos veces y llamé HIPERVENTILANDO a Andrés para preguntarle si quería/podía, aunque en realidad era para avisarle que ese sábado tendríamos la clase y que lo agendara jajajajajjajajajajajj …. broma no soy taaaaaaaaaaaaan intensa como creen. Desde que pagamos la clase….PAGAMOS DIJO LA BARSA jajajajjajajajajja, estoy muy ansiosa por empezar.

Uno de mis platos estrella, son los Spaghetti (cada vez que quiero escribirlo debo googlearlo para saber cómo hacerlo correctamente) soy solo yo o si nadie nos ve todos los comemos como el Coca Mendoza?, sobre todo si son de un día para otro. Bueno, a mi me quedan DELICIOSOS!!!, la magia está en la salsa, sin embargo igual fomeque que la pasta no sea natural, así que feliiiiiiiiz voy a aprender a hacerla para cocinarle a todos los que quieran deleitarse con mi plato estrella.

La clase la tomamos en Hudson Table es una escuela de cocina en Hoboken donde puedes encontrar clases de distintas especialidades y no solo para adultos. Si no te gusta la cocina, pero te gusta comer, existe la dinámica del “Chef Table” en donde los asistentes hacen que la experiencia sea tan interactiva como les gustaría. Pueden relajarse y disfrutar de una noche mientras observan a un chef preparar una comida gourmet completa ante sus ojos. Aquellos que quieran aprender más, pueden discutir y aprender del Chef durante el proceso. Todos los platos se preparan y terminan ante sus ojos… lo encuentro genial.

El sábado nos levantamos temprano, unos más que otros eso sí, porque me levanté casi dos horas antes, ya que se me ocurrió teñirme el pelo sola y me quedó perfecto, volví a mi café natural y bye bye a las canas, eso sí me manché hasta los intestinos con la tintura, pero de apoco vamos aprendiendo jajajajajajjajajajja.

Llegamos 10 minutos antes de que comenzara la clase, yo feliz porque quería llegar antes para ver el lugar, tomar fotos, no sé LLEGAR ANTES jajajajajjajajajajajja y de que nos sirvió?… tenían de cortesía un HUMUS CON PAN CASERO DE MASA MADRE, que hicimos chupete en dos tiempos, casi ni saludamos jajajajjjajajajajajjaja.

Una vez que comenzó la clase, la profesora se presentó y después nos tocaba a cada uno presentarnos (decir nuestro nombre), contar de dónde somos y contar nuestra experiencia más nefasta en la cocina. Yo de la única que me acordé, fue de una vez que les hice a mi papá y a mi hermano una pizza casera (masa incluida) y la porquería de la masa me quedó más cruda, parecía engrudo, pero la familia está siempre ahí para apoyarte, después de reírse de mi pizza, se la comieron igual jajajjajajajajaj. El siguiente turno era Andrés, que claramente no quería hablar, ni presentarse y su experiencia nefasta en la cocina dijo no tener porque no cocina mucho, pero quizás algún arroz le debe haber quedado malo… lo que es YOOOOO estuve a punto de acusarlo, porque su experiencia más nefasta fue cocinarme en una “cita” fideos con crema, sabiendo que soy intolerante a la lactosa jajajjajajajajajajajajaja.

Después de la presentación nos dividieron en grupos de 4 personas, para comenzar la clase. Los platos que íbamos a preparar eran los siguientes

  • Pasta de huevo fresca
  • Pappardelle a la Boloñesa
  • Linguini con Camarones
  • Ravioles de Ricota y Espinaca con Pesto

En nuestro grupo nos tocó una niña que no comía ni tocaba carne, por lo que nos ofrecimos a hacer el Ragú (Salsa Boloñesa), por lo que nos perdimos como hacer la masa jajajajjajajajajajajja, de todas maneras nos explicaron cómo hacerla y es básica, solo debes seguir lo que dice el recetario que nos dieron.

Mientras preparábamos la salsa, aprendimos cómo cortar correctamente una cebolla en cuadros, cómo moler el ajo y que la salsa de tomates debíamos hacerla con tomates naturales, ahí en la foto ven como estoy aplastando con mis manos los tomates pomarola.

Una vez que teníamos los ingredientes listos, nos fuimos a la cocina a poner a cocinarlos, la cebolla con el ajo fue lo primero, les agregamos sal y pimienta a gusto y una vez que estaba “caramelizada” la cebolla añadimos la carne y el romero que utilizaríamos en esta receta, para finalizar con vino tinto y la salsa de tomate.

Cuando terminamos este paso, nuestras compañeras ya habían terminado de hacer la masa para la pasta y el pesto que íbamos a utilizar en uno de los platos, por lo que ahora debíamos preparar los tres tipos diferentes de pasta.

La verdad que con esta máquina es lo más fácil del mundo hacer la pasta, dividimos los trozos en 4 bollos para que cada uno pudiera amasar y hacer ravioli, pappardelle o Linguini, lo bueno es que a cada minuto está acompañándote el chef o uno de sus ayudantes para guiarte en los pasos, solucionarte algún problema y despejar tu mesa para que puedas trabajar cómodamente…me los hubiese llevado a la casa para que me ayudaran.

Fue súper entretenido compartir con Andrés esto, porque más allá de aprender a cocinar pasta, pasamos un tiempo de calidad juntos, hicimos algo entretenido, diferente a los panoramas que estámos acostumbrados a hacer y además trabajamos en equipo y lo hacemos bien, es difícil encontrar nuevas actividades divertidas en donde podamos compartir juntos y ésta definitivamente nos gustó mucho.

Yo hice 4 raviolis GIGANTES con toda mi masa jajajajajjajajaja no podía ser de otra forma, con esos podríamos haber alimentado a toda mi familia, y Andrés quien posee todas las habilidades motrices finas, estaba en LLAAAAAMAS pasando la masa por la máquina, quizás estaba liberando estrés, no sé……… yo veía que pasaba y pasaba la masa una y otra vez, como si fuera la masa de play doh (carné de piquero al suelo).

El resto de los equipos ya casi estaban sentados y el Andrés seguiiiiiiiiia con la masa, así que le robamos la masa y las cocinamos para armar los platos finales. Una vez que todo está cocinado y listo, se ordenan los platos de acuerdo a los grupos para que puedas sentarte en la mesa y disfrutar de todo lo que preparaste junto con tu grupo, por lo que almuerzas ahí mismo.

El primer plato en armar fueron los Parpadelle a la Boloñesa, la chef nos dijo que se servían dentro de la salsa, que como se ve en la foto parece…..SOPA jajajajajajajjajajaj. Voy a ser súper honesta y humilde, pero mi salsa es MIL VECES MEJOR jajajajajajajajajajajajajjajajaja pero depende de la receta.

El segundo plato fueron los Linguinis con salsa de camarones, a pesar de no ver como hicieron la salsa y que no me gustan los camarones, probé un poco para ver que tal estaban y debo decir que no me gustaron tanto, pobre Andrés que por él se hubiera servido un cerro de camarones, pero laaaaaaastimi tiene alergia.

Para finalizar armamos los ravioles gigantes que preparé y estaban…. DELICIOSOS, DE LOS DIOSES GRIEGOS, MARAVILLOSOS, se los prometo, el pesto quedó riquísimo y el relleno estaba MAIGOOOOOOOSH!. Me hubiera servido la olla completa, pero tenía que compartir jajajajajjajajajja.

Para almorzar nos servimos en un plato una porción decente, para que la gente no creyera que somos unos sudacas en sobrealimentación, lo cual no está tan alejado de la realidad jajajajjajaj, pero bueno, pocas veces compartimos con más personas así que hay que cuidar los modales jajajajajajajjajaj son bromas, no vayan a creer que es verdad, mi mamá y mi suegrits que leen esto no se asusten, estamos comiendo porciones decentes y aún utilizamos los servicios jajajajajajajajajajajjajaja.

Un chinito muy feliz y hambriento.

En resumen fue una experiencia entretenidisima, volveríamos a ir? Sí, pero a una clase de carnes o algo así, para mi la clase de hoy fue aprender a hacer pasta, pero nos saltamos esa parte jajajajajajajjajaja, sin embargo lo pasamos genial, conocimos personas nuevas y para variar nos reímos un montón, hasta que me piqué porque Andrés no me tomaba fotos buenas…. estoy muy exigente últimamente con la fotografía…. EEEEEEEESHHHHHHAAAAA LA FOTOGRAFA!

Ojalá que a todos quienes lean este blog, además de mi mamá, mi suegra y el Andrés que son mis fans nº1, les alegre un poco el día o se entretengan, esa es la idea de esto… nada más que hacerles sentir que estamos pasándolo bien y disfrutando nuestro matrimonio lejos de la familia, pero siempre acordándonos de todos.

Los Díaz Soriano
Se me pasó la mano con el lápiz de cejas jajajajajajjajajajajaj

Saludos,

Fer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s