OCEAN CITY – MARYLAND

Este viaje no lo teníamos planeado, pero fue por lejos uno de los mejores que hemos tenido en mucho tiempo, no nos habíamos dado cuenta cuanto necesitábamos cambiar de aire, salir de la casa o simplemente viajar.

La verdad es que fuimos a visitar a una mi amiga que se mudó desde Jersey City hace un tiempo. Una de las ventajas de la pandemia, ha sido que al poder trabajar desde la casa, no es necesario ya estar viviendo cerca de la oficina, por lo que ellos como familia decidieron arrendar Airbnb por un periodo de tiempo y de esa forma podían ir cambiándose de lugares. Estuvieron en Vermont un mes y ahora se mudaron a Ocean City, espero que luego vuelvan luego para volver a ser vecinos, salir a pasear y que nuestras bebes (ya no tan bebes) jueguen juntas.

Ocean City está ubicada en el estado de Maryland y se denomina una “Resort Town”. Literalmente cuenta con kilómetros de playa y una larga costanera de madera para peatones, con cientos de restaurantes, tiendas de ropa y hoteles.

Está ubicada a casi 4 horas desde Jersey City, por lo que sabíamos que tendríamos que hacer paradas para que Rafi descansara del car seat. Decidimos arrendar un auto e irnos el viernes después del trabajo de Andrés para así poder aprovechar el fin de semana, así que una vez que Andrés termino de trabajar fue a buscar el auto al rent a car y nos pasó a buscar.

El auto que escogimos esta vez fue un sedán, pero que lamentablemente no era lo que esperábamos, no por el modelo o tipo de auto, sino porque no estaba limpio y además durante el camino nos tocó lluvia y los limpia parabrisas estaban malísimos, sin embargo a la vuelta le comentamos esto a la persona del rent a car y nos dio un upgrade para el siguiente arriendo.

Cuando revisamos el clima para el fin de semana, esperábamos que estuviera soleado para aprovechar de salir a caminar y estar en la playa, sin embargo aparecía que iba a llover todo el fin de semana, nos dio un poco de lata, pero la idea del viaje era ir a visitar a nuestros amigos, así que tampoco era mal plan quedarse en la casa jugando, mientras las niñas se hacían compañía.

Durante el viaje nos toco harta lluvia en la segunda mitad del camino, ya que hicimos una breve parada para estirar las piernas, comprar líquidos y jugar con la Rafi un ratito. Llegamos al rededor de las 10.00 PM a la casa de nuestros amigos, nos demoramos 4 horas en llegar incluyendo la parada en el camino, así que estuvo bastante expedito incluso con lluvia….. o puede ser que Andrés mientras dormíamos se jugó la vida y se lanzó con todo.

Una vez que llegamos y abrimos las puertas del auto….. no les explico la felicidad inmediata que sentimos. El olor y la brisa marina, nos abrazaron para darnos la bienvenida, extrañaba tanto ese olor a playa, mar, costa… olor a VALPARAÍSO, es increíble como me recordó a mi casa, mis papás, mis veranos… abrir la puerta del auto fue literalmente transportarnos a un estado de alegría inmediato.

Al llegar, nuestros amigos nos tenían preparada la pieza con regalos y además de unas cosas para picar… mi amiga me tenía unos pack de Coca-Cola Zero…. esta si que es amistad!. Así que mientras tratábamos de hacer dormir a la Rafi que venía con mas pilas que nunca, conversamos un rato, jugamos unos juegos que llevamos y después a la cama.

Al día siguiente nos despertamos temprano, porque las bebés no perdonan ni en vacaciones o fines de semana, así que nos alistamos y tomamos desayuno en la casa. Andrés fue el encargado de los huevos con champiñones y Petru el encargado del bacon, mientras nosotras alimentábamos a las guaguas.

Ya con la guatita llena (ahora si es guatita porque estamos a dieta) salimos a recorrer la costanera. Gracias a Dios, nos tocó un día maravillosamente soleado, todo lo contrario a lo que esperábamos y al pronóstico del tiempo, pudimos apreciar mejor la ciudad y la verdad que es bien bonita, se ve moderna y llena de hoteles, hostales y moteles, al menos en el sector céntrico, ya un poco más a las afueras está el sector residencial con unas casas ENORMES con salida al mar.

Decidimos caminar por la costanera y para sorpresa nuestra habían carteles en donde te recomendaban usar mascarilla y otros en donde solo en caso de que no pudieras cumplir con los 6 pies de distanciamiento.

Esta costanera me recordó mucho a la Avenida Perú en Viña Del Mar, estaban también las típicas bicicletas que se arriendan para dar paseos, eso sí estas se veían un poco mejor cuidadas jajajajajajjajjaj, además muchas tiendas de ropa y restaurantes para comer, desayunar o por un snack.

La playa estaba vacía, había muy poca gente tomando sol o bañándose, vimos un par de surfers, pero nada más… nuestros amigos nos dijeron que el agua era muy helada, la verdad es que no sé cual es su parámetro, porque las de la costa de Valparaíso esas si que son heladas jajajjajajajajajajajaja.

Caminamos un buen rato por la costanera disfrutando del día, conversando sobre cualquier cosa, pero por sobretodo disfrutando el momento a concho, no pensar en nada más que en el lugar en donde estábamos, nos sentíamos libre y agradecidos.

Volvimos a la casa para almorzar y descansar un rato, así que después de un exquisito almuerzo veraniego, los hombres se fueron a dormir una siesta ( no juntos ajajjajajajajajajaj), nosotras vimos a la bebés y una vez que se despertaron nosotras nos fuimos de shopping solas…. nos sentimos libres y jóvenes por unas horas jajajajajajajja.

Para cenar fuimos a un lugar que nos habían recomendado, era un granero que había sido remodelado y ahora era un restaurant. El lugar era precioso, muy ondero y la gente muy amable, yo no sé si la gente es más amable cuando uno anda con guagua o en general son así acá, pero cada vez que pasaba alguien le hacían gracias a las guaguas o nos decían que lindas eran.

La ciudad de Ocean City gira entorno a la playa y el mar, por lo que su especialidad son los productos marinos, ahora que pena por Andrés porque habían cangrejos, camarones, jaibas y langostas por montones, pero ya el pobre está casi acostumbrado a no poder comerlo por su alergia, aunque ahora anda con su Epipen en caso de que por error coma algo.

Nuestros amigos se pidieron unos sándwiches de cangrejo y una hamburguesa de cangrejo, nosotros pedimos un pollo con verduras y un sándwich de buffalo wings, además que para picar pedimos unos camarones apanados con aceite de coco y unos chorizos envueltos en tocino, para las niñas no pedimos nada, pero comieron de nuestros platos y unos snacks que les llevamos.

En la noche volvimos a jugar y fuimos por la revancha, últimamente estamos obsesionados con un juego de mesa que se llama SEQUENCE, si lo ven cómprenlo porque vale la pena, mientras jugábamos nos pusimos a ver televisión basura y nuestro programa favorito “90 days Fiancé”.

En la mañana del Domingo nos despertamos temprano también, pero decidimos ir a desayunar fuera, el día nuevamente nos sorprendió con un sol radiante, así que queríamos aprovecharlo mientras nos quedara tiempo, ya que queríamos volver temprano a la casa.

El local era super ondero, me encantó y se notaba que era bien popular porque había mucha gente esperando su turno para entrar. Mientras esperábamos por nuestra mesa, nos tomamos unas fotos y en 10 minutos ya estaba lista nuestra mesa.

Una vez que entramos, la dieta se nos olvidó por completo, porque NI TE CUENTO los platos que veíamos jajajajajjajja con solo verlos nos dió un coma diabético, pero comerse una cosita así de vez en cuando no está tan maaaaaal.

Obvio que con Andrés queríamos uno de cada cosa en el menú, pero nos decidimos por compartir, así que yo me pedí el plato dulce y Andrés el salado, para la Rafi le pedimos unos huevos revueltos.

Cuando llegaron los platos, se me cayeron los ojos, era la definición de grotesco, de verdad que parecía almuerzo más que desayuno. Partimos con un juguito de naranja natural recién exprimido, luego pasamos al plato principal Andrés se pidió un “Buffalo Chicken Omelette” …. pura proteína (bien ahí), en cambio yo quería algo más fresquito, algo con frutas, así que me pedí un “Strawberry cream Crepé” saaaaaaaano.

Ahora en honor a la verdad, nos costó terminar de comer los platos porque con la dieta en la que estamos, se nos ha achicado el estómago, pero debo decir que extrañaba tanto el azúcar jajajajajajjajajja.

Después del coma diabético que nos dio a los 4, porque nuestro amigos se pidieron lo mismo, nos fuimos a caminar a una playa a unos 10 minutos de donde estábamos. Esta playa está ubicada en otra ciudad Delaware y recibe el nombre de “Bethany Beach”.

Es el mismo estilo que Ocean City, pero se nota que es más residencial, ya que tiene muchas casas, más que hoteles y además estaba habitada por gente mayor, a mi impresión es como un lugar de retirados o jubilados.

Decidimos bajar a la playa para que la Rafi la conociera por primera vez, estaba tan contenta hasta que la apoyamos en la arena, le dio un ataque de llanto, al parecer la arena no fue de su gusto y hasta ahí llego el paseo jajajajajajajajajajja. Nos fuimos a la casa a hacer las maletas, cambiar a la Rafi y despedirnos de nuestros amigos, ya que teníamos que regresar.

La verdad es que fue un viaje exquisito, nos sirvió muchísimo para despejarnos, tomar aire marino y conocer, es un lugar muy muy lindo, además de estar con amigos, ver como las niñas se entretienen juntas y aprovechar de salir del encierro, hicieron que fuera un fin de semana increíble, nuevamente tuvimos mucha suerte, ya que el clima además nos acompañó.

A modo de resumen, Ocean City es una ciudad enfocada totalmente en el verano y todo gira entorno a eso, la playa es muy bonita, se ve tranquila, sin muchas ola y bastante grande. La costanera es preciosa y tiene varios lugares en donde puedes alojar, comer y comprar, además al final hay un parque de diversiones (no lo visitamos, pero lo vimos de lejos). Definitivamente iría unos días de vacaciones a este lugar con la familia, es ideal y barato, lo que nos faltó por hacer fue jugar mini gold… sin duda cuando volvamos iremos.

Espero que te haya gustado la entrada, escribí este post entre siestas de la Rafi, así que intenté hacerlo lo mejor posible.

Cariños,

Fer.

Un comentario en “OCEAN CITY – MARYLAND

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s