Hace mas de un año que hice esta visita y me acorde de subirla ahora, ya que el otro día fui a cortarme el pelo y la chica que me atendió, me comento que su hija se va en Julio del próximo año por un mes a el centro de EF (Education First) ubicado en Tarrytown New York.

Para quienes no están familiarizados con el EF, es una institución internacional que se dedica a realizar cursos de idiomas en el extranjero, intercambios culturales, viajes educativos y estudios académicos. Esta institución nace en Suecia y hoy cuenta con sedes en 114 países o regiones, para poder acceder a alguno de estos cursos o programas debes tener mas de 13 años.

Yo supe sobre el EF, por de mi hermana, ya que antes de que nos fuéramos a vivir con Andrés a New York, decidió irse a estudiar Ingles por un mes al campus ubicado en Tarrytown, New York.

Cuando mi hermana vino de vacaciones a nuestra casa, decidimos hacer un viaje con la familia para conocer el campus y la ciudad, además de visitar «Sleepy Hollow» quizás no la conocen por ese nombre, pero si les digo el jinete sin cabeza, sin duda van a saber a quien me refiero, bueno en esta ciudad es donde nace la historia de este personaje.

Tarrytown es un pequeño pueblo ubicado en el condado de Westchester al norte de Manhattan, se encuentra a 1 hora app en automóvil, aunque la mayoría de las personas deciden ocupar el tren (HUDSON) para poder llegar a Manhattan. El tren parte en la estación de Poughkeepsie, recorriendo 28 estaciones y finalizando en Grand Central, por lo que es una grandiosa opción para quienes no quieren vivir en la ciudad (ya que el costo de vida para una familia puede llegar a ser «excesivo»), pero que deben viajar todos los días a trabajar a Manhattan.

La mayoría de las familias de sobre 3 miembros toman la decisión de irse a los suburbios o a ciudades más alejadas de Manhattan, en busca de más espacio, mejor calidad de vida y mejores colegios, ya que poseen uno de los más cómodos y rápidos medios de transporte, por ejemplo desde Tarrytown a Grand Central es app unos 47 min de viaje…. nada mal para una siesta en la mañana.

Antes de visitar el pueblo no teníamos ni una idea sobre este lugar, solo lo que mi hermana nos había contado, pero naaaada le hacia justicia la verdad.

Nosotros decidimos ir en auto, ya que andábamos con la Rafi y aproximadamente nos demoramos al rededor de 1 hora 20 minutos. Lo primero que hicimos fue visitar el campus y lamentablemente no pudimos entrar ya que estábamos en tiempos de pandemia (Diciembre del año pasado).

Pero desde afuera se ve un campus muy lindo, en perfecto cuidado y con los típicos edificios universitarios, en donde se ubican los dormitorios de acuerdo al grupo etario en el que te encuentras, en cambio los edificios en donde se dictan las clases no están clasificados por grupo.

Me hubiese encantado conocer el campus, volvería feliz a conocerlo una vez que se pueda, sin embargo la señora que estaba en la entrada nos dejó mirar desde lejos y pudimos tomar unas fotos. Ahora mi apreciación personal sobre este instituto, es que si tienen la posibilidad, la plata y el tiempo …..NO DUDEN en hacerlo o inscribir a sus hijos, es lejos una de las mejores oportunidades que podrán tener, no solo por aprender un nuevo idioma, sino por el intercambio cultural, conocer un país diferente y crecer como persona…. créanme que será una INVERSIÓN a largo plazo.

Bueno, una vez que salimos del campus, que está ubicado en la cima de un cerro, bajamos a la ciudad y es como estar en una villa de Europa…. increíble.

Lamentablemente nos toco un día extremadamente frío, por lo que dimos un par de vueltas caminando para recorrer el pueblo, pero la verdad no pudimos aprovechar de conocer mucho, porque el frio era insoportable y además el hambre nos comenzó a apurar jajajajajajjajaj.

En la calle principal encontramos un lugar Griego para almorzar, en aquellos tiempos solo se podía comer en mesas de no más de cuatro personas, por lo que debimos separarnos para almorzar. Yo no recuerdo si fue por hambre o por alguna otra razón, pero no le tomé fotos a los platos que estaban muuuuuuuy ricos, el local tenía una gran variedad de platos griegos (además menú para niños).

Una vez con la guatita llena y con el cuerpo con calor, decidimos continuar conociendo la parte principal del pueblo (Main Street) y de verdad que si no hubiese hecho tanto frio, me hubiera gustado seguir recorriendo un poco más y visitar algunas de las tiendas, también el Tarrytown Lakes Park, ya que el pueblo está al borde del río Hudson.

Por lo que pudimos conocer del pueblo es un lugar muuuuy tranquilo, limpio y amplio, no vimos ningún edificio de mas de 5 pisos, lo que es muy agradable visualmente, la mayoría de las casas o instituciones gubernamentales como el correo o algunos bancos, son casas antiguas que conservaron la fachada o fueron restauradas, pero conservan el estilo, cosa que por lo demás es muy lindo y le da una onda muy especial al pueblo.

Cuando ya estábamos al borde de la pulmonía e hipotermia decidimos volver a la casa, pero sin antes ir a dar una vuelta a «Sleepy Hollow», el pueblo se encuentra AL LADO de Tarrytown, es el mismo estilo y es conocido por la famosa historia del jinete sin cabeza, si bien no hay un limite exacto en donde comienza un pueblo y termina el otro, puedes hacer el recorrido caminando, ya que es muy cerca.

Lamentablemente llegamos justo cuando estaban cerrando el cementerio, que era el sitio que yo quería conocer, por lo que tuvimos que irnos, sin embargo voy a volver SI O SI para la época de Halloween.

Durante esta época todo el pueblo se transforma con un mar de calabazas, esculturas del Jinete sin cabeza y mansiones encantadas, también puedes hacer un tour nocturno por el cementerio…. te animas ?. De todas maneras la leyenda del jinete sin cabeza cuenta que la tumba esta enterrada en la Old Dutch Church.

Otro lugar que puedes visitar en Sleepy Hollow es la mansión de los Rockefeller en un tour guiado.

En resumen fue un viaje muy lindo, me encantó el lugar tiene una onda super Europea, la gente es muy amable y solo está a unos minutos de New York, por lo que si estas de visita y quieres recorrer más allá de la isla de Manhattan, este es un muy buen lugar para visitar…. sobre todo en las vísperas de Halloween.

Esta vez estuve todo el viaje detrás de la cámara o abrigándome jajajajajjaja por eso no aparezco, pero que mejor que una foto de mi precioso marido y mi bella Rafaella para cerrar.

Cariños,

Fer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s